Eth nòste projècte ei Aran. Aran ès tu

Señor Director:

Naut Aran asiste atónito al espectáculo que su ejecutivo municipal está protagonizando con una acción de gobierno errática y desacomplejada. No otra valoración puede desprenderse de los últimos episodios que han marcado el devenir del gobierno de Convergencia. El último de ellos ha consistido en iniciar unas obras sin permisos para construir un campo de tiro en Aiguamòg. Ello quiere decir que el equipo de gobierno ha decidido emprender una actuación al margen de la legalidad, finalmente descubierta por los agentes forestales y que ha motivado una investigación del Conselh Generau por posibles impactos negativos en el medio ambiente y una denuncia de los agentes del Seprona. Ante semejante situación, tanto el alcalde como el concejal de Urbanismo no han tenido otro remedio que reconocer la irregularidad cometida. “La obra se inició antes de tener los permisos necesarios con el objetivo de ganar tiempo y no tener que esperar un año”, ha declarado sin rubor este último a la prensa.

El grupo de Unitat d’Aran en el Ayuntamiento lamenta profundamente que el equipo de gobierno haya trasladado con su proceder un pésimo ejemplo a los ciudadanos de Naut Aran, porque con actuaciones como ésta se daña gratuitamente el funcionamiento y la credibilidad de la administración pública y sus instituciones. Por eso, no compartimos los modos desacomplejados con los que se ejerce el poder en la corporación y denunciamos asimismo la falta de planificación y coordinación en el ejercicio de sus responsabilidades ejecutivas. Si grave es la altanería por sí sola en un gobierno, más aún lo es sin un modelo claro de municipio para los próximos años.

Hoy este gobierno ha tenido que paralizar un campo de tiro para volver a empezar el proceso siguiendo, ahora sí, los trámites que fijan las normas. Pero ayer tuvo que replantear el proyecto de campo de fútbol por excesivamente caro, se vio obligado a modificar su propuesta de ampliación del cementerio de Arties por su impacto visual… Y hasta insiste, todavía hoy, en desafiar la normativa de acceso al medio natural, que Convergencia apoyó cuando gobernaba en el Conselh Generau, en la zona de Aiguamòg y Valarties (así lo hizo saber el alcalde en el Conselh de Terçon de Arties y Garòs cuando aseguró públicamente que había animado a turistas con todoterreno a transitar por la zona sin el permiso correspondiente).

Los representantes políticos tenemos que cumplir con nuestras responsabilidades públicas. Unos, gobernando; otros, fiscalizando la acción de gobierno. Todos, acatando la ley. Es una obviedad, pero hoy en Naut Aran no lo parece. Por eso, emplazamos al equipo de gobierno a que deje de vivir de las rentas de un proyecto hoy agotado, defina y clarifique su modelo municipal y se ponga a gobernar con un horizonte claro de trabajo. En ese caso, tendrá al grupo de UA a su lado, porque tenemos mucho trabajo que hacer y muchas propuestas que aportar. Naut Aran no puede esperar más.

Naut Aran, septiembre de 2008